¿Cuáles son las más importantes cualidades de un buen community manager?

20 cualidades de un buen community manager

Social Media

¿Quieres ser un buen community manager?

Si, es cierto. Vas a necesitar aprender. Sin embargo, si hay algo que te apasiona y tienes las cualidades necesarias, lo de adquirir conocimientos no debe ser un obstáculo.

Muchas personas dejan de hacer lo que quieren solo porque sienten que no “saben lo suficiente”.

Pero antes de embarcarte en la aventura de buscar cursos y otras capacitaciones, te propongo hacer un repaso de algo esencial: las cualidades necesarias para lograr ser un buen community manager satisfecho con lo que hace.

¿Qué cualidades debe tener un buen community manager?

Cuando lo que hacemos tiene relación con nuestras cualidades innatas, tenemos más probabilidades de sobresalir y enamorarnos de nuestro trabajo. Es decir, de ser felices.

Una “cualidad” es un rasgo esencial y positivo de una persona que la define en cierta medida. 

Aunque algunas de las cualidades se pueden desarrollar, tienen que ver mucho con nuestra naturaleza.

Hoy quiero compartir contigo mi lista de 20 cualidades que considero todo buen community manager debe tener.

¿Cuántas logras identificar contigo? ¿Cuáles forman parte de tu área de mejora? Espero que te sirva este recuento, especialmente si estás pensando en dedicarte seriamente a esta profesión.

Cualidades de un buen community manager

Sociable

Si te soy sincera, este punto es lo que me hizo concentrarme más en la escritura y en la parte estratégica.

Yo no soy sociable. De hecho, soy bastante tímida. Me gusta más el trato cercano con pocas personas, como conversar contigo a través de este blog.

Si te sucede lo mismo, quizá debas cuestionarte si esto es lo tuyo.

El community manager es un puente entre la marca y las personas.

Si bien es cierto detrás una computadora nos relacionamos de manera distinta, eso no te salvará de ser parte de conversaciones, atender sugerencias y quejas, trabajar en equipo, etc.

Buen comunicador

Ser un buen comunicador en todo el sentido de la palabra va más allá de ser simpático y conversador. Implica, entre otras cosas:

  • Expresar el mensaje con claridad y de una manera amena. Esto incluye utilizar recursos como videos, imágenes, etc.
  • Ser un buen escritor. Tener excelente redacción y ortografía.
  • Estar siempre informado (sobre la marca, el social media, lo que está pasando en tu sector y en general en el mundo 2.0) para tener claro el contexto de lo que comunicamos.
  • Saber escuchar. Se aplica a los canales sociales cuando ponemos verdadera atención a lo que la comunidad quiere decir.

Si sabemos “escuchar” a la comunidad entendemos mejor sus características, deseos y problemas.

La escucha se relaciona mucho con la empatía.

Empático 

¿Tienes la habilidad de ponerte en “los zapatos de las otras personas” y comprender lo que sienten? Si es así, ¡felicidades! Un punto más para ser un buen community manager.

En el día a día vamos a lidiar con diferentes pensamientos, opiniones, reacciones, formas de ser.

La empatía nos permite entender otras realidades.

Cuando tratamos con personas, es indispensable ser empáticos para lograr “conectar” con ellas.

Carismático

El carisma es esa “chispa” que nos permite dar vida a las conversaciones en torno a una marca. Es esa cualidad que nos convierte en un imán para las personas.

Carisma se refiere a ese don innato de atraer a los demás con tu forma de ser.

Aunque por definición se trata de algo natural, yo diría que con el tiempo uno puede desarrollar cierta habilidad para interactuar de una manera bastante atractiva.

Entusiasta

Es cierto que estamos detrás de un teclado. Sin embargo, las personas al otro lado de la pantalla perciben tu entusiasmo (o la falta de él). ¿Cómo podemos atraer a otros a nuestras redes sociales si no estamos entusiasmados con nuestra marca?

El entusiamo genera entusiamo.

Una persona entusiasta tiene, como todo el mundo, sus días y momentos malos. Sin embargo, si existe esa pasión, sabrá como lidiar con ellos para que no afecten su trabajo.

Paciente 

Para hacer crecer una comunidad online se necesitan muchas cosas. Una de las más importantes es la paciencia. Vas a necesitar ser paciente cuando:

  • Las cosas no salgan como esperas y necesites cambiar de planes.
  • El engagement tarde en llegar.
  • Alguien te critique duramente.
  • Tengas que ayudar a alguien que no comprende fácilmente tus instrucciones.
  • Necesites trabajar en equipo.
  • Sea necesario resolver conflictos.
  • Tengas que aprender nuevas cosas.

Constante

La constancia es como hermana de la paciencia. Tiene que ver con la determinación de hacer las cosas una y otra vez hasta obtener el resultado deseado.

La constancia, cuando vamos en la dirección correcta, nos trae resultados.

Podemos ver la importancia de la constancia en muchas situaciones. Por ejemplo:

  • En nuestro propio desarrollo como profesional. Es necesario formarse constantemente y continuar el camino trazado para ser un buen profesional y/o levantar tu negocio de community management.
  • Con cada uno de los clientes o proyectos. Para ver resultados necesitamos ser constantes y pensar en el mediano y largo plazo. Ninguna buena comunidad se construye en un día.

Proactivo 

Un buen community manager deberá, en muchas ocasiones, tomar decisiones rápidas y actuar en nombre de la empresa. Por ejemplo, ante una posible crisis.

El buen community manager siempre se adelanta a los acontecimientos. 

Para hacerlo necesita conocimientos, sentido común, mucha seguridad y proactividad para tomar decisiones.

Creativo

Esa capacidad para inventar o crear llamada “creatividad”, permite al buen community manager diferenciarse de su competencia de una manera positiva.

No hablo de ser un genio ni de inventar el agua tibia. La creatividad es sencillamente tener la mente abierta a ideas novedosas y atractivas a la hora de:

  • Elaborar contenidos.
  • Buscar soluciones.
  • Crear nuevas maneras de hacer las cosas.

La creatividad tampoco implica tener grandes recursos a nuestra disposición. Podemos ser creativos con aquello que tenemos. A veces lo único que necesitamos es no ser conformistas y darnos el chance de utilizar la imaginación.

Ingenioso

Pareciera que el ingenio y la creatividad son lo mismo. Sin embargo no lo son. Según Fundeu, cuando somos creativos podemos crear algo de la nada, mientras que el ingenioso puede inventar o imaginar algo rápida y fácilmente.

Esta cualidad nos servirá muchas veces para situaciones como:

  • Contestar algún comentario comprometedor.
  • Sacar provecho de alguna situación.
  • Solucionar al instante algún inconveniente que se nos presente en el día a día.

El ingenio junto con la proactividad pueden lograr muchas cosas.

Organizado 

Hay mucho por hacer. Tenemos tareas diarias, semanales, mensuales. También objetivos a los cuales apuntar y un plan de social media que seguir. Perder el tiempo no es una opción.

Si trabajamos por nuestra cuenta y somos community managers freelance el asunto se complica aún más porque debemos preocuparnos por otros aspectos (financieros, administrativos, etc.)

Si no somos organizados, las posibilidades de cometer errores serios aumentan.

Para hacerlo un poco más difícil, trabajamos en un entorno en el cual las distracciones están a la orden del día: las redes sociales.

Ser organizado te va a salvar de cometer errores, enfermarte por estrés o agotarte más de la cuenta.

Aunque hay personas organizadas por naturaleza, la buena noticia es que esta es una de esas cualidades que podemos desarrollar. Incluso existen profesionales que nos pueden ayudar.

Colaborador

Cuando aseguro que un buen community manager debe trabajar con gente todos los días, no exagero. Sin embargo, no basta con ser sociable. El community manager debe estar abierto a colaborar con:

  • Personas de su comunidad que necesitan ayuda (la audiencia).
  • Su equipo de trabajo.
  • Personal de otros departamentos (offline y online).
  • Otros profesionales externos a la empresa.

De esta colaboración depende el éxito de la estrategia de social media.

Amigo de la tecnología

No es necesario que seamos el geek número uno del mundo. Pero vamos, que trabajamos en internet. Necesitamos, por ejemplo, tener facilidades para manejar herramientas:

  • Plataformas sociales.
  • Para monitoreo.
  • De medición y hacer reportes.
  • Multimedia.

Incluso es deseable ser un poco atrevido en este aspecto y lanzarse a conocer y probar herramientas antes que los demás. Eso si, teniendo siempre en cuenta que la tecnología debe estar al servicio de nuestros objetivos, y no al contrario.

Observador

La observación es la mejor arma de un comunicador, y por ende, de un buen community manager.

De la observación nacen las mejores ideas.

Cuando observamos, recolectamos información a través de nuestros sentidos para utilizarla luego. Si somos buenos en ello, podemos:

  • Reparar en detalles que hacen la gran diferencia.
  • Conocer mejor a nuestro cliente ideal y en general a nuestra comunidad.
  • Anticiparnos a tendencias y/o situaciones (por ende reaccionar a tiempo).
  • Monitorear adecuadamente a nuestra competencia.

La observación es otra de esas cualidades que podemos ejercitar.

Analítico

Una de las cualidades más importantes es la capacidad de analizar la gran cantidad de información que tenemos a disposición todos los días:

  • Los datos de las distintas plataformas.
  • La información que obtenemos directamente de la comunidad (vía mensajes, comentarios, correos, etc).
  • Aquellos detalles que observamos.
  • Información proveniente de distintas fuentes relacionada con nuestro trabajo (blogs, revistas, informes, eventos, etc).

El analizar en contexto esta información y saber aprovecharla para hacer ajustes en nuestro trabajo va a pemitir que mejoremos constantemente.

Centrado

Cuando hablamos de cualidades como “entusiasta” o “sociable”, podemos caer en el error de pensar que una persona así es impulsiva. Nada más lejos de la realidad.

Un community manager debe tener el sentido común para actuar cautelosamente cuando tenga que hacerlo (por ejemplo en una crisis de reputación.) Si, hay que reaccionar rápido, pero debe hacerse muy calculadamente.

El buen community manager sabe que sus acciones afectan (positiva o negativamente) a la empresa.

Un buen community manager tiene los pies muy bien puestos en la tierra y está consciente de su responsabilidad. Esta confianza  es producto de la preparación, experiencia y un carácter firme.

Intuitivo

La intuición es aquello que nos permite comprender o anticipar situaciones que para otros pasan desapercibidas de manera inmediata y sin necesidad de un gran razonamiento.

La persona intuitiva logra captar estímulos e interpretarlos más allá de la razón.

Esta cualidad mezclada con la anterior (confiar en su intuición pero ser lo suficientemente centrado/a para saber hasta dónde hacerlo) es muy útil a la hora de sacar conclusiones.

Estratégico

Las funciones tradicionales del community manager tienen que ver más con la ejecución del plan que plantea el social media manager o el social media strategist.

Sin embargo, cada vez es más importante que este profesional sea capaz de salirse de su día día, y tener una visión más estratégica (mediano/largo plazo).

La visión estratégica nos permite tener claro hacia dónde vamos y cómo llegaremos.

Esta visión más amplia nos da:

  • Seguridad a la hora de tomar decisiones.
  • Tranquilidad cuando las cosas se ponen difíciles.
  • Facilidad para coordinar con otros y lograr los objetivos planteados.

Además en muchos casos (como empresas pequeñas con poco presupuesto), el community manager debe asumir las funciones del social media manager o social media strategist, por lo que debe estar capacitado para hacerlo de manera eficiente.

Humilde

Ser humilde es una cualidad que nos sirve a todos los seres humanos, independientemente de nuestra profesión. Pero cuando trabajamos rodeados de personas, aún más.

Un buen community manager debe estar seguro de sí mismo y su trabajo, pero también debe ser humilde para:

  • Aceptar cuando se equivoca. Todos nos equivocamos. Debemos ser capaces de reconocerlo y enmendar el rumbo cuando sea necesario.
  • Reconocer cuando alguien tiene una mejor propuesta.
  • Ser capaz de trabajar con otras personas y de pedir ayuda si es necesario.
  • Entender que no es el único profesional bueno que existe.
  • Atender a las personas por igual (no solo a los que considero más importantes).
  • Saber que por más que aprendamos, nunca lo sabremos todo y debemos seguir capacitándonos.
  • Dar el crédito a quien lo tiene.
  • No permitir que los éxitos se le vayan a la cabeza.

La humildad no significa falsa modestia ni baja autoestima. Debemos valorar y hacer valer nuestro trabajo.

Flexible

Tengo un amigo (en el área de los números) que entra en shock cuando algo cambia en su rutina. Su trabajo es excelente gracias a esa falta de flexibilidad que parece ser un defecto. Las cosas tienden a salir como él las planifica.

Sin embargo, si el hubiera escogido ser community manager, su éxito no sería el mismo.

  • El trabajo del community manager no es una ciencia exacta. Cuando trabajamos con personas, no obtenemos resultados tan predecibles.
  • Internet evoluciona rápidamente. Lo que sirve hoy, mañana talvez no.

Ser flexible asegura poder adaptarse rápidamente y no sufrir por ello.

Conclusión

Como es lógico, difícilmente alguien tenga un 100% en todas las cualidades que acabo de mencionar. Lo que es importante es tener lo necesario para poder hacer un buen trabajo y ser feliz en ello.

¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cuáles tus áreas de mejora?

Te invito a que me cuentes en un comentario. 😉

Entrada anterior
Tips para emprender como community manager freelance
Entrada siguiente
Frases sobre marketing digital y emprendimiento + INFOGRAFÍA

Entradas relacionadas

No results found

7 Comentarios. Dejar nuevo

Luis endric cova
7 septiembre, 2018 0:09

Hola ! Gaby ! Gracias
Trabajaré en dos o tres puntos .
Saludos y agradecido

Responder

¡Mil gracias, Gaby!

Dispongo de poco tiempo para indagar acerca de más herramientas tecnológicas. ¡Debo trabajar a favor de eso!

Un abrazo.

Responder

    Bueno Deidre… como comenté en el artículo, las herramientas son para hacernos más sencilla la vida. Si puedes trabajar con lo que ya tienes ¡genial! Lo importante es que tengas apertura con la tecnología, pero tampoco debe ser un problema ni qitarte tu tiempo 😉

    Responder
Víctor Ramírez
16 octubre, 2018 22:30

Excelente…como siempre!

Responder

Gracias, es todo muy claro..

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú